Jóvenes y mujeres, el futuro y presente de la lucha contra la corrupción

Tierra Colectiva

“Ciudadanía, Género y Medio Ambiente”

Siendo conscientes de que la corrupción es uno de los mayores obstáculos para la igualdad  y el cumplimiento de los Derechos Humanos (DDHH) de las mujeres y los jóvenes, en 2011 nace Tierra Colectiva: Ciudadanía, Género y Medio Ambiente, organización de la Sociedad Civil con sede en Tijuana-Rosarito, Baja California, con proyectos en Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Yucatán y Nayarit entre otros.

Esta asociación civil busca construir una ciudadanía informada, crítica, participativa, organizada, plural y democrática, y para ello estimulan la participación ciudadana de dos de los sectores más olvidados de la sociedad: las mujeres y los jóvenes.

Para motivar a las mujeres a involucrarse en la lucha contra la corrupción, Tierra Colectiva lanzó el programa “Mujeres por la Integridad”, una serie de talleres que muestran los efectos de corrupción en el cumplimiento de los DDHH de las mujeres. Uno de los talleres más importantes de este programa fue “la Corrupción en el sector salud contra la mujer: el caso de la Violencia obstétrica”. 

Tierra colectiva también hace alianzas con otras organizaciones para promover los derechos de las mujeres en temas anticorrupción. El año pasado exigió, por medio de un posicionamiento conjunto, que los Sistemas Estatales anticorrupción promuevan la equidad de género, en particular los Comités de Participación Ciudadana (CPC). Este año, en asociación con 60 organizaciones y académicos, hicieron un llamado al gobierno para que se legisle y se hagan políticas públicas que protejan a las alertadoras de casos de corrupción, pues en la región de América Latina y el Caribe no existen sistemas jurídicos que protejan de forma efectiva a los alertadores de la corrupción, menos aún con perspectiva de género. 

Respecto de su trabajo con jóvenes, Tierra Colectiva se ha enfocado en realizar talleres y otras actividades para entender cómo viven los jóvenes la corrupción y, de esta manera, fomentar la cultura de la integridad en ellos. Un ejemplo de su trabajo es la campaña “Jóvenes Contra la Corrupción”, un concurso en redes sociales que busca que los jóvenes graben videos cortos para promover las acciones contra la corrupción, la integridad, responsabilidad y honestidad. Esta dinámica generó un impacto en miles de jóvenes a través de las redes sociales, lo que refuerza la importancia de conocer los medios adecuados para lograr el involucramiento de esta población.

Asimismo, Tierra Colectiva e Iniciativa Sinaloa implementaron el programa “Ciudadanos por la Integridad del Estado”, mismo que tiene como objetivo fortalecer los vínculos entre los CPC y la sociedad civil en cada estado, a través de conversatorios, de la creación de redes locales anticorrupción, de la capacitación a los miembros de los CPC, entre otras actividades.

Es innegable que la lucha contra la corrupción requiere el fortalecimiento de los Sistemas Estatales Anticorrupción (SEA), particularmente el del Baja California, que pasa por uno de los momentos más críticos desde su creación, pues tanto la Fiscal Anticorrupción como el Magistrado Anticorrupción Del Tribunal Estatal de Justicia Administrativa de Baja California (TEJA) renunciaron recientemente. Además de que la parte ciudadana del SEA ha sido golpeada en varias ocasiones. Por un lado, el Congreso no ha nombrado al integrante del Comité de Selección faltante, por lo que no se han podido renovar 4 asientos del CPC. 

Por otro lado, en 2017 la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) interpuso una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde demanda que todos los integrantes ciudadanos de los SEA deben de percibir un salario y no solo ser cargos honoríficos. 

El pasado 14 de enero la SCJN falló a favor de la petición de la CNDH, por lo que el Congreso de Baja California debió modificar la Ley del Sistema Estatal Anticorrupción. Sin embargo, la XXIII Legislatura de Baja California aprobó un acuerdo donde se exhorta al CPC y al Comité Coordinador (CC) a no sesionar hasta que se les reconozca en la ley el derecho a la remuneración. Con esto, el Congreso está interfiriendo en el funcionamiento del SEA. 

Es por ello que los  miembros del CPC y del CC interpusieron ante la SCJN un recurso por abuso de poder en contra del Congreso del Estado. Actualmente, están a la espera de la resolución de la SCJN para que puedan sesionar de forma oficial.

Sin duda, el combate de la corrupción a nivel local requiere un SEA fortalecido, pero también de ciudadanos con valores como la honestidad, integridad y ética. La juventud no solo es el futuro de la lucha contra la corrupción, sino también su presente. En la medida en que nuestras acciones ayuden a forjar estos valores en los jóvenes, el combate de la corrupción en el futuro será un camino más sencillo de recorrer. 

Contacto.

Facebook: https://www.facebook.com/TierraColectiva

Twitter: https://twitter.com/TierraColectiva