Toda la carne al asador: revocación de mandato y el 2021

7398

Por: César Sánchez Gaona

 

La revocación de mandato no fue diseñada para que los gobernantes pongan a prueba su popularidad, sino para que la ciudadanía tenga la posibilidad de removerlos si las condiciones lo ameritan, opina César Gaona.

 

Hay quienes ven el intento de empatar una consulta de revocación de mandato con las elecciones intermedias como una movida política para abrir camino para la reelección del presidente en 2024. Su lógica no es del todo disparatada. Esta herramienta no fue diseñada para que los gobernantes pongan a prueba su popularidad con la población, sino para que la ciudadanía tenga la posibilidad de removerlos si consideran que las condiciones lo ameritan.

Sin embargo, quienes le han dado uso en México han aprovechado para pintarse a sí mismos como demócratas dispuestos a acatar la decisión del pueblo. Como consecuencia, lograron perfilarse exitosamente para posteriormente competir por otros cargos. Tal es el caso del propio Andrés Manuel López Obrador cuando era jefe de gobierno del entonces Distrito Federal y del ahora gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro . Ante la ausencia de un cargo mayor por cual competir, la conclusión lógica de los críticos ha sido lo impensable en México: la reelección presidencial.

Para leer la columna completa en ADN Político, ingresa aquí.

Tema: Gobierno y democracia

CONTENIDO RELACIONADO