Sin gasolina y sin innovación, mala combinación

6541

Por: Animal Político

Autor: Aleithya Morales

Este momento de vulnerabilidad y de escasez de combustible es pertinente para que el gobierno mexicano considere la importancia que tiene la inversión en Ciencia, Tecnología e Innovación, y dirija estos esfuerzos a combatir los retos actuales.

 

 

A la película futurista sobre el fin del mundo que hemos vivido estas semanas se le olvidaron dos elementos cruciales: la innovación y la tecnología. La innovación para mitigar la crisis como resultado de la estrategia de la lucha contra el robo de combustibles y la tecnología para desarrollar herramientas que permitan acelerar el acceso a la información y faciliten una mejor organización de la ciudadanía.

Sin duda, el rol de la Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) ha sido clave en los momentos críticos en el tema energético. Por ejemplo, este tipo de situaciones podría acercarse a lo que se ha vivido en otros momentos de la historia, aunque de manera más moderada; por ejemplo, a la crisis del petróleo en 1973. Debido a la guerra de Yom Kipur y el embargo petrolero, varios países vivieron una escasez de combustible, dándose cuenta de su alta dependencia a las importaciones y falta de seguridad energética. Lo anterior los obligó a redefinir su política energética y promover una política de inversión en innovación y tecnología.

¿Qué rol está jugando actualmente la innovación y el uso de tecnología en México para resolver los retos actuales? Por lo que estamos viviendo, pareciera que la visión del gobierno federal está muy alejada de incorporar la CTI para enfrentar los problemas que se viven. Por ejemplo, en la situación más reciente, el uso de la tecnología hubiera sido un aliado para hacer frente a las necesidades de comunicación, lo que hubiera permitido estructurar y prevenir el caos ocasionado por los retrasos en la distribución de la gasolina.

Lee la columna completa aquí

Publicado en: Animal Político 

CONTENIDO RELACIONADO