Ethos visita cinco estados para fortalecer la lucha contra la corrupción

7419

EthosNoticias y Eventos

Ethos visita cinco estados para fortalecer la lucha contra la corrupción

Por: Emiliano Montes de Oca 

 

Ethos Laboratorio de Políticas Públicas realiza el proyecto Fortalecimiento de los Sistemas Nacional y Locales Anticorrupción a través de la participación de la sociedad civil y el sector privado. Durante los próximos cuatro años realizará diversas actividades con el objetivo de promover una Agenda Local Anticorrupción en varios estados del país.

Como parte del proyecto, Ethos apoya a organizaciones de la sociedad civil en diferentes estados para que se fortalezcan en temas relacionados con el combate a la corrupción, con visitas y capacitaciones periódicas. El proceso también se lleva a cabo con ayuda de otras organizaciones, universidades, sector privado, Comités de Participación Ciudadana (CPC) locales y  actores relevantes.

En ese marco, Emiliano Montes de Oca, investigador de Ethos, visitó Coahuila, Chihuahua, Sonora, Michoacán y Chiapas para conocer la situación actual de sus Sistemas Estatales Anticorrupción (SEA), así como de algunas de las organizaciones de la sociedad civil que trabajan los temas anticorrupción.

Al término de su recorrido, el especialista en anticorrupción de esta organización, consideró que los Sistemas Anticorrupción aún siguen en etapa de instalación, debido a una falta de interés político que se refleja en la ausencia de presupuesto para las instancias que los conforman, o en el retraso de los nombramientos clave necesarios para comenzar a operar. Además, “existe una falta de apoyo por parte de la ciudadanía que puede atribuirse al desconocimiento del propio Sistema o a la falta de confianza y credibilidad en el mismo”, comentó.

En ese sentido, señala que los estados tuvieron hasta el 19 de julio de 2017 para expedir las leyes y realizar las adecuaciones normativas necesarias para replicar el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) en sus respectivas entidades federativas e instalar sus Sistemas Estatales Anticorrupción. A partir de esa fecha, los estados comenzaron a instalar sus Sistemas conformados por diferentes instancias, entre las que se encuentran una Comisión de selección, un Comité de Participación Ciudadana, un Comité Coordinador, una Secretaría Técnica y una Fiscalía Anticorrupción.

El Comité de Participación Ciudadana es una de las instancias fundamentales de los SEA. Debe estar conformado por cinco ciudadanos reconocidos por contribuir con la transparencia, la rendición de cuentas o el combate a la corrupción. Entre sus funciones más destacadas están la vinculación con las organizaciones sociales y académicas, así como la realización de propuestas de política anticorrupción y de mecanismos de participación en la prevención y denuncia de actos de corrupción. Montes de Oca, enfatizó además que el CPC es un elemento clave para el correcto funcionamiento del Sistema al ser responsable de representar los intereses de la sociedad civil.

A lo largo de su recorrido, el investigador de Ethos, entrevistó a diversos integrantes de los CPC locales quienes recalcaron la falta de recursos para instalarse adecuadamente y la poca credibilidad que existe hacia ellos, así como de apoyo por parte de organizaciones de la sociedad civil y de la ciudadanía en general.

Entre los problemas que Emiliano Montes de Oca recopiló de su experiencia, fue que en Michoacán el Comité no cuenta con una sede propia para trabajar, por lo que se reúnen en cafés o restaurantes. En el caso de Chihuahua apenas lograron constituirse poniendo de sus propios recursos.

Otro caso son Coahuila y Sonora donde las organizaciones de la sociedad civil, la ciudadanía y los medios de comunicación locales cuestionaron los procesos de selección del Comité por la desconfianza generalizada. Y en Chiapas es aún peor porque no existe ni siquiera una Comisión de Selección que nombre al CPC.

Sin embargo, el investigador aseguró que existe un compromiso por parte de los Comités para impulsar agendas anticorrupción locales, como en el caso de Chihuahua donde hay proyectos para conformar una red de organizaciones y personas que trabajen temas anticorrupción. Además Coahuila realizará un programa de mejora regulatoria municipal. En cuanto a Michoacán, elaborará propuestas de política pública anticorrupción a partir de un diagnóstico que llevará a cabo en colaboración con universidades; y en Sonora se instalará un programa de formación de capacidades que permitirá mayor entendimiento sobre el SEA del estado.

En cuanto a las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) dedicadas a temas anticorrupción existen panoramas diversos. En Coahuila opera la  Alianza Anticorrupción con más de 100 organizaciones que buscan impulsar una agenda común y contribuir a la consolidación del Sistema Estatal Anticorrupción, lo que Montes de Oca calificó como “una sociedad civil fuerte”.

Por otra parte, en Chihuahua, dijo, “aunque hay organizaciones fuertes que impulsan iniciativas anticorrupción, no se encuentran articuladas y por lo tanto desconocen el trabajo que las otras realizan”.

En Sonora, las organizaciones más importantes y con mayor incidencia son críticas y desconfían de la autonomía e independencia del CPC, por lo que no colaboran en su agenda. En Michoacán, existe el deseo de impulsar el tema tanto por OSC como por organismos empresariales, sin embargo, aún falta el fortalecimiento de las organizaciones tanto en temas de capacidades como en el propio Sistema Anticorrupción. Emiliano Montes de Oca también observó que en Chiapas, pareciera que existen otros temas más prioritarios que el combate a la corrupción, por eso la sociedad civil no dedica tanto tiempo a éste pero aún así, algunas las organizaciones comienzan a entender que la corrupción es, en la mayoría de los casos, causa de otras problemáticas. Por esta razón, comienzan a mover sus agendas hacia el combate a la corrupción.

El investigador considera como un gran reto las condiciones de estos estados, además de la incertidumbre actual respecto al apoyo del nuevo gobierno hacia el SNA, la cual “representa un esfuerzo que se ha venido estructurando desde hace ya más de 3 años, en el cual, tanto el gobierno como la sociedad civil, han apostado para la prevención y el combate a la corrupción”, aseguró.

“Si queremos vislumbrar resultados tangibles y una disminución del fenómeno de la corrupción, no debemos quitar el dedo del renglón y seguir fortaleciendo a la sociedad civil y a las Agendas Anticorrupción Locales”. concluyó.  

CONTENIDO RELACIONADO