«Véndeme tu agua, ¿cuánto necesitas?» - ETHOS