El reto del derecho al agua

7011

Por: Cuauhtémoc Osorno

 

La problemática del agua en México no es por insuficiencia, sino por la gestión institucional inapropiada y poco transparente. El meollo del asunto es más político y económico, que técnico o ecológico.

 

 

En el 2010 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció mundialmente al agua y su saneamiento como un derecho humano clave para el desarrollo individual y social. En este sentido, México siguió la medida y en el 2012 incluyó en el artículo 4 de la Constitución, el denominado Derecho Humano al Agua y al Saneamiento (DHAS).

Pero del dicho al hecho hay mucho trecho, lo sabemos. Si bien el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reporta que el 94% de los hogares cuentan con infraestructura para recibir agua dentro de sus casas o terrenos, sólo el 69% lo recibe diariamente. El resto lo dispone cada tercer día, una vez o dos por semana o de vez en cuando.

El 69% al que se refiere el INEGI es un promedio nacional que no refleja las particularidades por zona o por estado, pues del total de las viviendas urbanas que cuentan con el servicio de agua entubada, el 73.3% la recibe todos los días, mientras que para el caso de los domicilios rurales la cifra es de 54.4%.

Para leer la columna completa en Animal Político, ingresa aquí.

Tema: Objetivos de Desarrollo Sostenible 

Gobierno y Democracia

CONTENIDO RELACIONADO