El amor en los tiempos de la Guardia Nacional

6681

Por: Expansión

Autor: Silvia Márquez 

 

Esta decisión nos aleja de la posibilidad de rediseñar una corporación civil que realmente se apegue a los estándares internacionales en materia de derechos humanos, comenta Silvia Márquez.

 

No es nuevo hablar de seguridad, ya mucho se ha escrito de guerra y los términos castrenses ya son parte del cotidiano. Nos acostumbramos a ver camiones militares en las calles, a que los uniformes de camuflaje pasen a nuestro lado y a los operativos… cada día nos acostumbramos más.

A 50 días de la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México, la llamada “república amorosa” tiene un alto componente militar. El proyecto de la Guardia Nacional se materializa con rapidez, casi a la misma velocidad que la Cartilla Moral. Resulta que el amor y la guerra son dos grandes temas en la “cuarta transformación”.

Los argumentos a favor de la Guardia Nacional apuntan hacia dos sentidos: primero, que es necesario dotar al Ejército y a la Marina del marco legal ante las tareas de seguridad que realizan desde hace 12 años; y el segundo, que los ejemplos internacionales de cuerpos de élite similares han dado buenos resultados.

Lee la columna completa aquí

Publicado en: Expansión

CONTENIDO RELACIONADO