Los matices de la “victoria” mexicana en el caso atún

23733

28 de abril, 2017 | Por: Yahir Acosta

Hay que poner todo en perspectiva. México solicitó poder imponer contramedidas por 470 mdd y le fueron autorizados 163 mdd.

El 25 de abril pasado, los medios estadounidenses y mexicanos se volcaron en la noticia de que, tras una larga batalla de más de 8 años, México le ganó a Estados Unidos una pelea en la Organización Mundial del Comercio (OMC) por la venta del atún mexicano en ese país.

Con ello, un árbitro de la OMC determinó que México pudiera imponer sanciones por hasta 163 mil dólares a EU por daños causados contra el comercio del atún mexicano en aquel país, pero ¿de verdad nuestro país ganó la batalla?

Al respecto, Yahir Acosta, director del laboratorio jurídico del think tank Ethos, escribe para el Huff Post.

¿De verdad ganó México el caso del atún?

Con mucho gusto he leído la reciente noticia sobre la victoria comercial de México en la OMC en el caso atún y su relación con la etiqueta dolphin-safe. Recuerdo que hace algún tiempo escribí un comentario sobre este complicado y delicado caso en la Revista de Derecho Económico Internacional. Es una buena lectura para los interesados en profundizar en esta disputa comercial, la cual cuenta ya con más de 25 años de historia si se cuenta su parte bajo el sistema del GATT, previo a la constitución de la Organización Mundial del Comercio.

En el último episodio de esta historia, México ha ganado el derecho de imponer medidas por 163 millones de dólares a las importaciones de EU. México puede escoger los productos estadounidenses a los cuales aplicará esas sanciones, pero esa decisión no es sencilla, pues hay que recordar que el consumidor mexicano es quien resentirá un aumento en los precios de los productos elegidos, ya que serán castigados con un sobreprecio al momento de ser importados a México.

¿De verdad ganó el país?

Sí, pero hay que poner todo en perspectiva. México solicitó poder imponer contramedidas por 470 millones de dólares y le fueron autorizados 163 millones de dólares. Estados Unidos solicitaba 21 millones de dólares. Me parece curioso que las noticias publicadas en sitios web norteamericanos solo se centren en la cifra final y no mencionen ni los 21 de EU ni los 470 de México. Ni siquiera la nota preparada por la agencia de noticias Associated Press y reproducida en The New York Times menciona esas cifras, las cuales desde mi perspectiva sirven para matizar la “victoria” mexicana y la “derrota” americana.

Respecto a si México ganó acceso al mercado norteamericano, debe tenerse en cuenta que el atún mexicano ya es importado a Estados Unidos, incluso desde antes de este litigio, sin embargo, no puede utilizar la etiqueta dolphin-safe en aquel país por las desbalanceadas exigencias para acceder a esa etiqueta, pues solicitan más requisitos al atún capturado en México que en aguas estadounidenses.

Pese haber ganado el caso, no significa que el atún mexicano podrá utilizar la etiquetadolphin-safe en el futuro. Hay varios escenarios posibles y no es descabellado pensar que uno de ellos sea llevar este tema a la pista de la renegociación del TLCAN, aunque el tema se haya resuelto bajo otro sistema jurídico, el de la OMC. Ante ese panorama, el resultado de este litigio dará más fichas a la delegación mexicana encargada de tan importante labor. Todo está sobre la mesa, incluido el atún.

 

Publicado en: The Huffington Post
Tema: Gobierno y Democracia

CONTENIDO RELACIONADO