Esto es fundamental para que funcione el combate a la corrupción

4782

13 de septiembre, 2017 | Por: Dalia Toledo

Monitorear el gasto del Sistema Nacional Anticorrupción se convierte en pieza clave en el eslabón, aquí te contamos cómo se puede lograr a través de un #AnexoTransversal

 

Para que el combate a la corrupción e impunidad sea efectivo a través del Sistema Nacional Anticorrupción se vuelve fundamental el correcto monitoreo del gasto destinado a ello y, una de las maneras para lograrlo, es a través del llamado Anexo Transversal.

En su concepción más simple, un Anexo Transversal es una herramienta de transparencia, ya que muestra cuánto se invierte en un tema determinado, qué dependencias ejercen los recursos y a qué programas o actividades se destina el presupuesto.

Por ejemplo, el Anexo 19 del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), denominado “Acciones para la prevención del delito, combate a las adicciones, rescate de espacios públicos y promoción de proyectos productivos”. Adicionalmente, existen otros para atender los temas de equidad de género, grupos vulnerables, cambio climático, entre otros.

En el ideal, un Anexo Transversal debe ser una herramienta de toma de decisiones y un mecanismo de rendición de cuentas. Es decir, debe generar información sobre cómo mejorar la asignación del gasto para producir mejores resultados.

Sin embargo, además de la información de cuánto, quién y en qué se gasta, tendría que contar con sustento legal; metodología utilizada para su elaboración; indicadores de resultados; metas claras y medibles; mecanismos periódicos de monitoreo; y procesos de toma de decisiones que incorporen información de desempeño

En lo que respecta al tema anticorrupción, llegar a un Anexo Transversal de este tipo enfrenta un camino largo y difícil.

En primer lugar, se requiere voluntad política para su implementación, ya que ninguna de las dependencias que conforman el SNA está obligada a crear sistemas alternativos para monitorear el gasto y evaluar su desempeño. No obstante, dado que buena parte de ellas son autónomas, el artículo 11 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH), las faculta para hacerlo.

Superando la barrera de la voluntad política, construir un anexo con los atributos mencionados requerirá un proceso de consulta con las dependencias del SNA sobre cuál es su diseño óptimo para asegurar que sea útil en la toma de decisiones. Esto no es una tarea menor, sobre todo si se considera que las funciones y estructuras de las dependencias del SNA son diversas.

Además, el Anexo Transversal requiere modificar las rutinas organizacionales de las dependencias que conforman el SNA para lograr una implementación exitosa. Por ejemplo, es necesario modificar los procesos para incorporar en ellos el reporte y monitoreo de los indicadores de desempeño.

En este sentido, la iniciativa de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sienta las bases para avanzar hacia la construcción del Anexo Transversal antes descrito. El trabajo conjunto entre la SHCP y las organizaciones de la sociedad civil permitirá crear un mecanismo de monitoreo efectivo para el gasto anticorrupción.

CONTENIDO RELACIONADO